12 de enero de 2008

Cómo crear un Club de Inversión

Un Club de Inversión es una asociación de personas físicas (constituida legalmente como Comunidad de Bienes) que reúnen un patrimonio para gestionarlo de manera conjunta y aprender los mecanismos de inversión en Bolsa y los fundamentos de la economía.
De la definición anterior lo que me gustaría destacar es que el objetivo principal de un club de inversión no es ganar dinero sino aprender. El objetivo fundamental de un Club de Inversión es el de formar a sus socios en los mercados financieros. Por ello es recomendable que un club de inversión no sobrepase los siguientes límites:
- 50 socios como máximo.
- 12.000 euros de patrimonio gestionado.

Diferencias entre un Club de Bolsa y un Club de Inversión
No existe una diferencia clara entre ambos. Si tuviéramos que destacar alguna es que un Club de Bolsa se crea bajo la figura de una Asociación, la cual no tiene ánimo de lucro y que normalmente está más orientado al ámbito universitario.

¿Qué ventajas se tienen a la hora de pertenecer a un Club de Inversión?
Algunas de las ventajas a destacar son las siguientes:
- Obtener unas comisiones de intermediación más bajas. Incluso existen Sociedades de Bolsa, así como entidades financieras que poseen tarifas exclusivas para Clubes de Inversión en función del volumen de operaciones. Además suelen ofrecer servicios de asesoramiento.
- Permite diversificar el riesgo.
- Se puede acceder a cursos, seminarios o suscripciones de forma gratuita.
- Se puede inscribir el Club en Bolsa Madrid o Valencia, de forma que periódicamente se recibe información sobre seminarios, cursos, etc.

Pasos para crear un club de inversión
Lo primero de todo es buscar un grupo de personas, que compartan su pasión por la Bolsa, que tengan claro que no se unen a un Club de Inversión para ganar dinero y cuyo único objetivo sea el de compartir sus conocimientos y aprender todo lo posible.
Por norma general un club de inversión se instrumenta como una Comunidad de Bienes con lo cual, antes de nada debemos constituir dicha Comunidad para obtener el C.I.F. con el cual podremos abrir cuentas en un banco, sociedad de valores, etc.
Los pasos para constituir la Comunidad de Bienes serían los siguientes:
1. Levantar acta de constitución del Club de Inversión, donde se expresará claramente:
- Que es una "Comunidad de Bienes", según el Art. 392 del Código de Comercio
- La denominación del Club
- El objeto del Club
2. Elaborar los estatutos que servirán para regir el Club, donde se constatará:
- Domicilio Social
- Comité de Dirección
- Relación de los Socios fundadores y su participación
- Elección de la entidad intermediaria a la que se encomendará el depósito y administración de los valores a invertir.
3. Presentar ante una Delegación de Hacienda los Estatutos y el Acta de Constitución junto a los impresos 036 y 037 facilitados por la misma.
Hacienda recepcionará la documentación y facilitará el CIF del Club de Inversión indispensable para que el Club pueda realizar su actividad.
En cuanto a los estatutos existen mucho modelos. En este sentido hay que destacar el modelo que proporciona Bolsa Valencia. Si vamos a inscribir nuestro Club en el registro de clubes que dispone esta Bolsa, debemos adoptar dichos estatutos.

Órganos de gobierno de un Club de Inversión
Existen varios tipos de órgano de gobierno en función del tamaño del Club. Un organigrama básico sería el siguiente:
- Asamblea
- Presidente
- Tesorero
- Secretario

Asamblea
Es el órgano supremo del club y la componen todos sus miembros. Acuerda las inversiones y desinversiones, aprueba las cuentas del ejercicio y se reúne mensualmente. Deben acudir 2/3 de los miembros, o la mitad si es en segunda convocatoria, para que sean válidas.
El Presidente, Tesorero y Secretario son las cabezas visibles de cada club. Los estatutos deben fijar el tiempo de sus mandatos para que los cargos sean rotatorios, lo que permitirá la participación de todos los asociados.

Funciones del Presidente
Convoca y preside las reuniones de la Asamblea. Debe dar el visto bueno a las órdenes de compra y/o venta acordadas por la misma que debe cursar al intermediario financiero. Asimismo, puede adoptar decisiones de urgencia junto al Tesorero. El presidente es el portavoz del club y, en caso de premura, puede adoptar unilateralmente una decisión que proteja los intereses de sus socios. Siempre debe dar cuenta de su actuación en la primera reunión posterior al hecho.

Funciones del Tesorero
Lleva la contabilidad, controla el cumplimiento de los socios en sus pagos y anota las entradas y salidas en el Libro de Caja. También comprueba que se hagan efectivas las aportaciones de los socios y notifica cómo evolucionan las inversiones que realiza el Club. Por delegación del presidente, puede transmitir las órdenes bursátiles al intermediario financiero.

Funciones del Secretario
Firma las órdenes de compra y/o venta acordadas por la Asamblea y lleva el libro de Actas de las reuniones. Además, convoca las reuniones y toma nota de las decisiones que se adopten en ellas, e incluso de las intervenciones de cada uno de los socios, si se producen discusiones complicadas.

Elección del Intermediario Financiero
Una vez que hemos constituido la Comunidad de Bienes y hemos nombrado a los representantes del Club, debemos elegir el intermediario financiero. Tenemos dos posibilidades: podemos trabajar con un Banco o Caja, o directamente podemos trabajar con un miembro de mercado, es decir, con una Agencia de Valores.
Lo que recomiendo es contactar con una Caja regional de la Comunidad Autónoma de residencia, sobre todo si no son muy grandes, debido a que éstas muchas veces están abiertas a propuestas tales como patrocinios, negociación de comisiones, asesoramiento, etc. No debemos fijarnos tanto en lo que se refiere a las comisiones aplicadas sino a los servicios añadidos, es decir, si existe la posibilidad de que personal de su departamento de valores intervenga en seminarios de formación para los socios, que exista un servicio de asesoramiento, etc.
Si lo que buscamos es tener unas bajas comisiones entonces lo que tenemos que hacer es dirigirnos a un miembro de mercado directamente, debido a que los bancos y cajas, aparte de su comisión, repercuten el corretaje del broker con el que trabajan.
Lo más importe tanto si entablamos contacto con un Banco, Caja o Sociedad de Valores es la negociación constante no solo a la hora de aperturar la cuenta, sino de una manera continuada.

Fiscalidad de las operaciones
No existe una tributación especial para los Clubes de inversión. Las pérdidas y ganancias tributan de la misma manera que las inversiones individuales a efectos del I.R.P.F., las cuales se repartirán proporcionalmente en función de la participación que posea cada uno de los socios en el Club.


Fuente: Jose Francisco Gimeno Sardina

1 comentario:

Manuel dijo...

Muy buen artículo.

Estamos pensando en montar un club privado de inversión, pero sólo para especular con divisas.

Sería posible hacerlo de esta manera ? O habría que crear una sicav; con consecuencia del capital inicial elevado...

Gracias