15 de febrero de 2009

El verdadero porqué España no remontará hasta el 2012 (siendo optimistas)

Exacto. La bajísima productividad española.

Más de 1,3 millones de ocupados no va a trabajar cada día por vacaciones o enfermedad

Cada día, más de 1,3 millones de ocupados no va a trabajar, la mayoría por tener vacaciones o permisos, o por estar enfermos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta cifra supone que todos los días casi el 7% de los ocupados en España no va a trabajar.


Del total, el 47,6% está de vacaciones o de permiso, y el 37,1% está de baja por enfermedad, accidente o incapacidad temporal.

De esta forma, el absentismo laboral en el último trimestre de 2008 (6,9%) es seis décimas inferior al del mismo periodo del año anterior (7,5%), aunque supera al de 2006 (6,7%) y es casi igual que el de 2005 (7%).

En los últimos tres meses de 2008, cerca de 85.000 ocupados (el 6,2% del total que no va a trabajar) disfrutan de permisos por nacimientos de hijos, mientras que más de 25.000 (el 1,9%) sufren paros parciales por razones técnicas o económicas.

Por sectores, el más afectado por el absentismo laboral es la industria, con un 7,3% de ocupados que no va a trabajar, seguido de los servicios (7%), la construcción (6%) y, por último, la agricultura (5,8%).

Menos vacaciones y permisos
Por otro lado, la crisis de la economía ha provocado que se reduzca el número de ocupados que coge vacaciones o días de permiso. En el último trimestre de 2008 unos 650.000 ocupados al día no fueron a trabajar por esta causa, frente a los casi 800.000 del mismo periodo del año anterior.

Esta caída de unos 150.000 trabajadores (un 18%) se explica en parte por el mayor número de ocupados que había en 2007 (casi 20,5 millones) en comparación con 2008 (19,86 millones).

Sin embargo, en términos relativos, el porcentaje de ocupados que estaban de vacaciones también era superior en el último trimestre de 2007 (3,9% del total) que en diciembre del año pasado (3,3%).

Hay menos bajas
También se ha reducido, aunque en menor medida, el número de ocupados en baja por enfermedad, accidente o incapacidad temporal. Al cierre de 2007 representaban el 2,75% del total, frente al 2,56% de diciembre del pasado año.

Por el contrario, ha habido un fuerte incremento en el número de ocupados que no van a trabajar por paros parciales técnicos o económicos, y por expedientes de regulación de empleo (ERE). El primer caso afectaba a cerca de 25.000 ocupados, el doble que en 2007, mientras que por ERE no trabajaron unas 3.600 personas, frente a las 700 de un año antes.

También se ha incrementado el absentismo laboral por permisos de maternidad (84.600 en 2008 frente a 80.300 de un año antes y 57.600 de 2006), principalmente por la creación del permiso para los padres.

Fuente: ElEconomista

4 comentarios:

POCHOLO dijo...

Explicar la falta de competitividad española a partir del absentismo laboral es a parte de falso, vergonzoso. Verás la competitividad española no se explica a partir del absentismo laboral o al menos no se explica a partir de una sola variable. Xavier Sala-i-Martín economista de derechas, neoliberal o neoconservador (Como prefieras) la explica en este párrafo:
"Cuando España era un país pobre, basó su crecimiento en productos baratos porque los salarios y, por lo tanto, los costes de producción eran bajos. A medida que crecía, los salarios subían y la competitividad desaparecía. Al no poder competir vendiendo productos más baratos que los demás, España tenía que innovar. Pero nunca lo hizo. En lugar de ello, intentó perpetuar la situación contratando a inmigrantes pobres, cosa que no hacía más que retardar las reformas: gracias a que los inmigrantes aceptaban salarios miserables, las empresas no tenían incentivos a invertir en tecnología o transformarse hacia actividades de mayor valor añadido."
Pues sí, como dice mi cuñado, que es ingeniero de procesos en una multinacional japonesa, a la hora de montar una motocicleta resulta más barato en España contratar a un tío que monte las suspensiones a mano que comprar un robot de medio millón de euros que sea capaz de montarlas de manera incansable, más eficaz y rápida. Y no sólo eso sino que si hay crisis al tío lo puedes echar a la calle por dos duros, mientras que el robot te lo has de comer. O sea los bajos salarios son los que provocan la baja productividad de la economía española. Decir que la culpa es del absentismo laboral es la repera. Supongo que estos superneocons del economista quieren ver a los asalariados encadenados al tajo y con los encargados dándole al látigo inmisiricordemente.

Por cierto, según el artículo de "El economista" es curioso que los más absentistas son los que hacen los trabajos más físicos. Operarios industriales, camareros, dependientas, paletas y agricultores. Si es que no somos nadie. Si es que encima de vagos pretenden tener hijos para no ir a trabajar. Desagradecidos muertos de hambre.

POCHOLO dijo...

Y una cosa más, en una cadena de montaje de una empresa nacional de tamaño medio hay una producción que sacar, que tiene que salir. Unas jornadas normales (De antes de la crisis) de 12 horas con pausas muy cortas de una hora para comer y de un par de minutos cada 2 o 3 horas. En este contexto, las hernias discales y las lesiones son el pan de cada día. Y los operarios necesitan hacer horas porqué sin horas cobran una mierda y no pueden permitirse el lujo de estar de baja porqué cobran mucho menos.

Hay absentismo? Claro que lo hay; pero hay más absentismo que en los países vecinos? Cobramos lo mismo en los sectores absentistas que en esos otros países?

Anónimo dijo...

El Niño Becerra es un cantamañanas y está más visto que el tebeo.

Xavi dijo...

Este comentario no es del becerra, y tu que eres? un troll? no aportas nada.